Si tus piernas están gorditas, te pesan, te duelen e incluso estas viendo unos brazos con más grasa cada día, y el resto de tu cuerpo está delgado.

Si oyes bien, no es tu culpa, no es por lo que comes o no comes, o por el ejercicio o no ejercicio que haces.

Seguro que llevas toda la vida oyendo lo mismo, y haciéndote sentir mal. Intentando seguir los cánones que impone la sociedad.

Si tu cuerpo se parece a alguno de la foto:

Entonces es que tienes un Lipedema. Que es un trastorno patológico.

 

 

Muchas mujeres sufren las consecuencias del lipedema, piensan que ellas son las culpables de este desorden, por no comer menos, por no hacer el suficiente ejercicio cuando en realidad esta condición es debida a un problema de tipo hormonal que difícilmente pueden controlar de esa manera.

Vamos a explicar qué es y la diferencia que existe con otro desorden EL LINFEDEMA.

¿QUÉ ES LIPEDEMA?

 Es una alteración en la distribución de la grasa subcutánea de los miembros inferiores, aunque también se presenta en fases más avanzadas en los miembros superiores, y se acompaña de edema y dolor. Este acúmulo de grasa provoca una compresión en los vasos linfáticos, lo que conlleva una disminución de la capacidad de transporte de la linfa. También altera los canales prelinfáticos de los tejidos afectados, y de este modo a un aumento de la fragilidad de los capilares sanguíneos. 

CARACTERÍSTICAS

    • Llega hasta los tobillos en fases avanzadas. Aunque esto es lo más característico, la grasa subcutánea va desde las caderas, muslos, piernas y hasta la región supramaleolar, sin afectación del pie.
    • Los primeros signos suelen aparecer al final de la pubertad.
    • Mayoritariamente existe una predisposición genética.
    • El componente hormonal es muy importante.
    • Es una afectación dolorosa y simétrica.
    • Las afectadas suelen tener problemas de tipo gastroentérico, con afecciones de la microbiota intestinal y/o disbiosis.

FISIOPATOLOGÍA

    • La piel y el tejido celular subcutáneo pierden elasticidad.
    • Membrana basal de los vasos se engrosa.
    • Vasomotricidad capilar alterada.
    • Disminución de la resistencia vascular, aumento de la perfusión cutánea, aumento de la filtración capilar.
    • La presión venosa se ve aumentada.
    • La bomba muscular es deficiente.
    • Los adipocitos se hipertrofian.

SÍNTOMAS

 generales:

    • Sensación de hinchazón y tumefacción que no mejora con el reposo nocturno.
    • Edema sin fóvea ( cuando se comprime en esas zonas no queda el tejido hundido al retirar el dedo ).
    • Dolor a la palpación.
    • Mayor sensibilidad a la presión y al frío.
    • Telangiectasias (arañas vasculares) en la cara lateral del muslo.
    • Hematomas espontáneos osteomusculares
    • Dificultad para caminar.
    • Disminución de la elasticidad cutánea, con aumento de la extensibilidad.

EVOLUCIÓN

  • Se presentan 5 fases de evolución en el lipedema, pasamos a explicarlos.
    • Fase I: aumento de la distribución de grasa en muslos y glúteos.
    • Fase II: el lipedema se extiende hasta las rodillas, son la formación de almohadillas en la cara interna de las mismas.
    • Fase III: el lipedema se extiende desde las caderas hasta los tobillos.
    • Fase IV: afectación de Miembros Superiores y Miembros inferiores.
    • Fase V: lipolinfedema. Aparece también un problema de linfedema añadido al cuadro. Afectación del sistema linfático, que se explica a continuación las características de este.
    • DIFERENCIA CON EL LINFEDEMA

El linfedema, también denominado linfoedema o edema linfático, es en cambio una afectación del sistema linfático, que produce un edema del miembro, normalmente unilateral, no bilateral como ocurre en el Lipidema.

Las causas que lo provocan suelen ser por:

Daños en los ganglios linfáticos, muchas veces por la extirpación de estos tras un cáncer.

Síndromes genéticos como síndrome de Turner, enfermedad de Milroy , y el síndrome de Klippel–Trénaunay–Weber  anamolías de tipo congénito que provocan el nacimiento sin cierto número de ganglios linfáticos o afectación o la falta de vasos linfáticos.

Infecciones como la Filiariasis.

 

Se divide en 3 grados

Grado I: Reversible con el miembro en elevación, ligero edema.

GradoII: No reversible con el miembro en elevación, presenta ligero edema.

GradoIII: No reversible con el miembro en elevación y presenta un gran edema en la circunferencia del miembro afecto.

 y puede tener varios estados según la gravedad de la afectación, la sintomatología y los signos.

 

 

Expongo las fotografías, ya que me puedo dilatar mucho con la explicación de cada estadío.

 

TRATAMIENTO DEL LINFEDEMA.

Este varía dependiendo de los grados.

Esta condición es crónica y los tratamientos ayudan a evitar que los cuadros empeoren.

Normalmente en fisioterapia utilizaríamos el drenaje linfático tanto de tipo manual como la presoterapia por máquinas especiales.

Los vendajes compresivos son necesarios para evitar que un aumento del edema, también existen prendas compresivas.

Ejercicios específicos para los distintos estadíos y grados.

Importante cuidar la buena salud de la piel, por el alto riesgo de infección que conlleva.

Algunos casos requerirán cirugía y existe la posibilidad de tratamiento por láser.

Ya hemos explicado las diferencias entre lipedema y linfoedema.

TRATAMIENTO DEL LIPEDEMA

Eso varía del estadío en que la paciente se encuentre, es importante hacer una buena valoración del estado general, saber qué problemas hormonales, digestivos, microbiota incluso, puede la paciente padecer.

Gracias a la pniclínica, ayudamos a la paciente a realizar cambios tanto de alimentación como de higiene de vida como hábitos en el sueño, ejercici,o que mejoran el proceso y que junto a la técnica de endermologie Lpg que trata localmente la zona, pueden mejor su calidad de vida e incluso revertir parte del proceso.

Estas técnicas son muy útiles de las fases I hasta la III incluso en el IV, son aconsejables.  Las fases más avanzadas puede que requieran cirugía.

 

Si este puede ser tu caso, te invito a que realices una primera consulta gratuita dónde se realizará un diagnóstico y se planteará el tipo de directriz a seguir para tu tratamiento.

 

 

 

Principles and Practice of Lymphedema Surgery. Cheng MH, Chang DW, Patel KM (Editors). Elsevier Inc, Oxford, United Kingdom. ISBN 978-0-323-29897-1.

Földi, Michael; Földi, Ethel, eds. (2006). “Lipedema”. Földi’s Textbook of Lymphology. Munich: Elsevier. pp. 417–27. ISBN 978-0-7234-3446-7.